Lo creas o no, detrás del color de los mejores subrayadores fluorescentes, existe toda una ciencia que estudia el impacto del color en tu capacidad para concentrarte y para organizar las ideas a lo largo de un texto. Así es, no es gratuito que en un mismo set puedas encontrar cierta gama de colores.

Si eres estudiante universitario, probablemente tienes tu prosa jerarquía de colores para estudiar, es decir, utilizas el verde para las ideas principales, el púrpura para las ideas secundarias, el anaranjado para las premisas y así sucesivamente, no obstante, algunos de ellos funcionan mejor para mantener tu concentración y te preguntas ¿por qué?

La psicología del color es una ciencia que estudia el impacto que tienen los estímulos cromáticos sobre nuestra cotidianidad, es decir, qué colores para estudiar, qué colores abren nuestro apetito, qué colores nos tranquilizan y qué colores nos hacen ir más de prisa.

Aunque suene increíble, hay varios estudios científicos que fueron capaces de probar, que la paleta de colores elegida por ciertos restaurantes de comida rápida nos impulsa a comer presurosamente y salir del establecimiento lo antes posible. No querrás tener estos colores en tu habitación o en tus subrayadores fluorescentes.    

Por supuesto que el mercado ha tomado nota atenta de este fenómeno y es por eso por lo que podemos encontrar en el mercado productos como los subrayadores STABILO, o los aún mejores subrayadores BIC, dos marcas que nos han acompañado durante décadas con la misma promesa. Asegurar que nos podamos concentrar mientras nos hundimos en el laberinto de cualquier texto.

¿Hay alguna estrategia cromática que me ayude a concentrarme mejor?

Claro que sí, pero tú mismo la puedes crear. Sin embargo, puedo darte algunas pistas que pueden orientarte y que deberían asegurarte un mejor desempeño en cualquier tarea de síntesis o lectura de textos.

En primer lugar, busca las palabras que le dan sentido al texto. Es decir, esos términos clave que son los conceptos rectores y que pueden sacarnos de una dificultad si nos están tomando la lección y necesitamos empezar. Elegir un color como el rojo, de una connotación directa con la sangre y por supuesto con el estado de alarma, sería la mejor elección.

Si se tratara por ejemplo de un texto histórico, un segundo color como el verde sería ideal para señalar fechas. Procura que tu sistema de colores para estudiar sea consistente de texto en texto y verás cómo en cuestión de unas semanas, todo comienza a tener más sentido.

Una característica importante de todos los subrayadores fluorescentes de buena marca es que te permiten sobrescribir, no obstante, esta práctica es poco recomendable porque puede confundirte a posteriori y el objeto de subrayar es justamente generar claridad en el momento de la lectura.

¿Cómo crear la mejor jerarquía de colores para estudiar?

Todo depende de lo que sea más importante para ti, recuerda que los colores para estudiar son simplemente un elemento mnemotécnico que inducirán visualmente tu lectura hacia ciertos puntos del texto. Por ejemplo, si mentalmente has asociado el rojo con los conceptos importantes, y el verde con las fechas, cada vez que busques una fecha, tu cerebro te indicará que busques el verde.

Lo importante es que tengas claro en qué elementos has de descomponer el texto que estás por abordar ¿son las fechas lo más importante? ¿Son acaso los conceptos? ¿Los nombres tal vez? Dependerá de este primer análisis que hagas por tu cuenta, la que se convierta en la mejor jerarquía de colores para estudiar.

Si es que fuera el caso, no estaría de más que hicieras un pequeño recuadro con convenciones en el margen del texto, no siempre sabemos que fue exactamente lo que empezamos a marcar una vez hemos desenfundado el subrayador fluorescente, lo que sí es muy importante, es que procures respetar tus propias jerarquías.

Ya lo sabes todo, o casi todo, lo que necesitas saber antes de empezar a navegar a través de las bibliografías infinitas que te aguardan, espero que esta breve guía sobre qué color de subrayador es mejor para estudiar te haya sido útil, y que con el tiempo seas capaz de crear tu propia jerarquía cromática para analizar tus textos, e incluso aprender a distinguir cuáles son los mejores subrayadores para memorizar.